mi propósito

“Aliviar el dolor físico y emocional de las personas, empoderar y servir de guía en su camino de autosanación y acompañarlos en su evolución espiritual»

-Edith Vente-

¿Qué experiencias me han traído hasta aquí?

Desde pequeña observaba que la gente a mi alrededor parecía estar en búsqueda de algo, aunque a esa edad no supiera cómo explicarlo con palabras. Notaba que las personas no terminaban de encontrar lo que buscaban. No conseguían apaciguar esa sed interior…

Y parecía haber mucho dolor en esa búsqueda…

Yo tampoco fui inmune a ese dolor de buscar algo y no saber qué es exactamente. Tenía que haber un propósito mucho más trascendental para mi vida…

Y luego la vida te va dando lo que necesitas para aprender a valorarla…

Te pone en el camino experiencias que pueden llegar a ser muy dolorosas. Y de cada una de esas experiencias puedes extraer una enseñanza. Y en eso consiste la evolución personal. Y en ese camino descubrí el libro de Barbara Brennan y su escuela de sanación.

Entonces por fin sentí «he llegado a casa»…

¿Qué aprendí?

Sanación energética

hay algo muy sanador en la energía universal, si se vibra en su misma frecuencia. Abrí la puerta hacia los sentidos más sutiles… y comprendí que hay más formas de obtener información que a través de los 5 sentidos. Existe toda una dimensión añadida al ser humano que puede percibirse con los sentidos extrasensoriales

Terapia Psicoenergética

Y también ahondé durante 4 años en la terapia Psicoenergética… Y en ese recorrido descubrí lo que me hace latir… Y cuánto disfrute hay en realidad en la tierra si consigues estar en el aquí y en el ahora, y de eso se trata en realidad.

.

Relacionarme sin filtros

Aprendí la importancia de relacionarnos sin filtros, es decir, no mirar al otro desde  nuestras heridas. Comprendí que sólo soy un eslabón o una inductora hacia esa búsqueda … Porque al fin y al cabo, cada uno de nosotros necesita recorrer su propio camino

.

mi visión y mi anhelo

El fin último de la evolución humana es que nos comuniquemos desde el Amor… Y ello implica estar en el presente, abrir el corazón, y sobre todo, no entrar en juicios. Desearía que todos encontremos nuestro propósito de vida… Y recordar a las personas que nuestro propósito está escrito de alguna forma en nuestros cuerpos sutiles, incluso en nuestras células, y que nuestros anhelos nos indican, cual brújula, qué camino tomar.

Mi anhelo es ayudar a las personas a que encuentren su propio camino y sigan el latido adónde su corazón les lleve… Ahí está la realización de cada persona… Y cuando un ser humano encuentra su camino, el beneficio es para toda la humanidad.

-Edith Vente-