Mi propósito

«Aliviar el dolor físico y emocional de las personas, empoderar y servir de guía en su camino de autosanación con el fin de obtener una evolución de consciencia física, mental y espiritual»

– Edith Vente –

Desde pequeña observaba que la gente a mi alrededor parecía estar en búsqueda de algo. Y aunque esa intuición no me era posible verbalizarla dada la edad, sí que me hizo estar atenta a esa sed interior que, aparentemente, no sabían cómo apaciguar…

¿era ese el destino de cada adulto?

¿Qué experiencias me han traído hasta aquí?

Tampoco yo fui inmune a ese dolor de ir en una búsqueda y no saber exactamente el qué… pero una voz interior me llamaba a un propósito trascendental para mi existencia terrenal.

Y luego la vida te va dando lo que necesitas para aprender a valorarla. Te pone en el camino experiencias profundamente penosas pero, de cada una de ellas, puedes extraer enseñanzas que van a suponer tu enriquecimiento. Y en eso consiste la evolución personal, el crecimiento interior, la ampliación de consciencia.

¿Qué aprendí?

Terapia Psicoenergética

Cuatro años de estudio en Psychoenergetics para aprender que la aproximación a los estados emocionales se hace a través de la mente y el cuerpo, y que, con la ayuda de la respiración nos conduce a los bloqueos emocionales, con el fin de ser vistos, expandidos y atendidos.

Sanación energética

Otros cuatro años de estudios en la Escuela de Sanación Brennan me llevaron al entendimiento de que hay algo muy sanador en la energía universal, si se vibra en su misma frecuencia. Abrí la puerta hacia los sentidos más sutile. Y comprendí que hay más formas de obtener información que a través de los 5 sentidos. Existe toda una dimensión añadida al ser humano que puede percibirse con los sentidos extrasensoriales.

Fusión energética

La experiencia a lo largo de estos años me enseñó que aplicando la terapia emocional durante la sanación, en la que sólo existe el aquí y el ahora, en la que no se ejercen expectativas ni juicios, sino que se asume lo que ocurre y lo que se percibe en el momento, puede llevarnos a una integración de los bloqueos energéticos, a un equilibrio interior y finalmente un despertar a una mayor consciencia de nuestra existencia.

Mi visión:

Desearía que todos encontremos nuestro propósito de vida. Y recordar a las personas que nuestro propósito está escrito de alguna forma en nuestros cuerpos sutiles, incluso en nuestras células, y que nuestros anhelos nos indican, cual brújula, qué camino tomar.

Mi anhelo

«Mi anhelo es ayudar a las personas a que encuentren su propio camino y sigan el latido adónde su corazón les lleve… Ahí está la realización de cada persona… Y cuando un ser humano encuentra su camino, el beneficio es para toda la humanidad»

– Edith Vente –