Dolencias

Cada dolor o incomodidad física suele ser el resultado de un bloqueo energético que ya está grabado en los cuerpos sutiles antes de que se transmuten al físico. De ahí la importancia de prevenir este traspaso de nuestros bloqueos al cuerpo. Éstos suelen aparecer con motivo de emociones sufridas y no resueltas, heridas reprimidas, o traumas que nos dejan su inevitable huella.