Autoestima

Ésta va de la mano con la aceptación de quiénes somos y cómo somos. En el autoestima hay compasión por nuestros errores, hay aprecio en aquello que hemos hecho bien, no hay vanagloria, hay agradecimiento de ser y estar en el lugar que estamos. Es un motor que nos motiva a mejorar y apreciar que en todo momento se está haciendo lo mejor que se puede con las herramientas que se tienen.